Claves para cumplir tus propósitos

Claves para cumplir tus propósitos

Una de las cosas en las que más pecamos, año tras año, es en hacer listas de propósitos, de planes, sitios que visitar y de todas las maneras en las que vamos a cambiar nuestra vida. Sin embargo, a la hora de la verdad, son cosas que no pasan del papel y se quedan en simples planes que no llevamos a cabo.

Por ello, para acabar con este problema y cumplir con los propósitos de este 2020 vamos a darte unos consejos:

Plantear objetivos a corto plazo

Consiste en dividir los propósitos en objetivos más pequeños que podamos cumplir a corto plazo. Debemos tenerlos muy claros y establecer fechas.

Por ejemplo, si te has planteado perder peso, empieza por un objetivo pequeño: hacer una semana dieta. Al ir cumpliendo día a día el plan, y ver que no fallamos y nos vamos acercando al objetivo mantendremos la motivación activa y será más sencillo mantenerlo a lo largo del tiempo.

Cambiar la forma de hacer las cosas

Si queremos conseguir cambiar ciertos aspectos de nuestra vida, como por ejemplo adquirir nuevos hábitos, lo primero que debemos hacer es dejar de hacer lo de siempre y cambiar la forma en la que hacemos las cosas.

Esto es difícil de hacer y requiere tiempo y esfuerzo, pero hay formas de facilitarlo y conseguirlo, como no dejar las cosas para después, organizar el día, planificar el menú y los entrenamientos, etc.

Buscar gratificaciones

Se trata de buscar las cosas que nos resulten más gratificantes, que los pasos que demos para lograr los propósitos nos resulten sencillos y agradables. Habrá cosas que realmente nos apetecerá hacer, porque la recompensa nos apetece, porque se asemeja más a lo que ya conocemos o hacemos normalmente, o porque es algo que llevamos en nosotros.

Para ello, debemos dedicar cierto tiempo a conocernos, saber qué cosas nos gustan y cuáles nos apetecen. Una vez lo tengamos, para cumplir con todo, lo mejor empezar por ellas que por las cosas que creamos que estamos obligados a hacer.

Actúa

Menos hablar y más actuar. Debemos pasar a la acción para llevar a cabo dichos propósitos. Empieza poco a poco y no desistas de hacerlo hasta conseguir el objetivo.

Constancia y paciencia

Es importante tener en cuenta que conseguir los propósitos es un proceso continuo, ya que cambiar cualquier hábito y adoptar uno nuevo lleva tiempo y esfuerzo.

Cada pequeño paso que vayamos dando en la búsqueda de nuestro propósito ya son avances y ya cuentan. Por ello, cuando creamos que no hemos avanzado, debemos pararnos a pensar en todos esos pasos pequeños que hemos dado y valorarlos como el logro que son.