Consejos para cuidar la piel madura

Consejos para cuidar la piel madura

Con la edad el organismo experimenta cambios, especialmente en las mujeres, que se reflejan en el aspecto de la piel: aparecen las arrugas y las manchas, disminuye la firmeza,…

Para prevenir y evitar estas consecuencias del tiempo es fundamental cuidarnos por dentro y por fuera, de hecho se trata de adaptar los hábitos diarios y el estilo de vida (alimentación, ejercicio...) a la madurez.

Para combatir el paso de la edad existen unos consejos básicos que permiten adaptarnos a esta nueva etapa:

  • Dieta sana y equilibrada
  • Hidratación
  • Ejercicio físico, una media de 30 minutos diarios
  • Descanso, es importante respetar las horas de sueño y dormir entre 7-9 horas diarias.

Pero, además,para mantener la piel joven y luminosa en la madurez es importante potenciar la belleza natural con las siguientes recomendaciones.

¿Qué hago para cuidar la piel?

Para mantener la piel sana y joven es importante darle a la piel los siguientes cuidados:

  • Limpieza: siempre por la mañana y por la noche con productos desmaquillantes, jabones, toallitas,… adecuado a tu tipo de piel y cabello.
  • Exfoliación, una o dos veces por semana para limpiar la piel y acelerar la renovación de las células cutáneas y mejorar el aspecto de la piel.
  • Hidratación: empleando cremas, sérums o aceites hidratantes específicos para cada piel, y a ser posible que sea rico en ácido hialurónico, vitamina Q10, aceite de almendras,… pues tienen un gran poder humectante que favorece la retención de agua, aumentando el volumen de la piel y reduciendo las arrugas.
  • Protección solar para evitar el estrés oxidativo de las células y la deshidratación.

Además es fundamenta cuidarnos desde el interior:

  • Consumo de antioxidantes, vitaminas y minerales (selenio, magnesio, flavonoides,…) mediante una alimentación saludable y variada.
  • Suplementación que ayude a luchar contra el envejecimiento consiguiendo esos beneficios en la piel y en todo el organismo: coenzima Q10, betacaroteno, vitamina A,…

Siguiendo estos consejos se puede estimular la producción de colágeno y elastina que tensan la piel, previenen de la formación de arrugas y aporta luminosidad. Además ayudan a prevenir la hiperpigmentación y aparición de manchas.