Cómo identificar la picadura de un insecto

Cómo identificar la picadura de un insecto

Sin lugar a dudas una de las cosas que caracterizan al verano son las picaduras de mosquitos. Sin embargo, en esta época son numerosos los insectos que están sueltos y pueden picarnos, lo que nos dificulta reconocer qué nos ha picado y cómo tratar la picadura.

Por ello, hoy vamos a contarte un poco más sobre las picaduras más habituales para que sepas identificar de qué insecto proviene y cómo tratarla adecuadamente.

La picadura del mosquito

Esta es la más habitual y se caracteriza por la hinchazón, el picor y la rojez en la piel. Por lo general encontramos una zona pequeña un poco inflamada con un punto en el centro de la picadura. Además, si el moquito nos pica varias veces, estas picaduras están distanciadas, no agrupadas.

La picadura del mosquito no suele necesitar tratamiento pero podemos aliviar el pico con una loción anestésica.

Picadura de hormiga

Las hormigas también pican y a primera vista su picadura puede confundirse con la del mosquito ya que también producen hinchazón y enrojecimiento de la piel. La diferencia está en que la picadura de hormiga puede presentar pus o formar una ampolla, incluso en algunos casos puede provocar dolor.

Para tratarla hay que limpiar bien la picadura, de forma continuada, mientras persista para evitar que se infecte y reducir el picor.

Picaduras de abejas y avispas

Estos insectos suelen ser los más temidos del verano. Las picaduras provocan una hinchazón, más grande que la del mosquito, y se ponen rojas. Además, el punto donde ha picado es rojo y blanco.

Si nos ha picado una abeja lo más seguro es que esté el aguijón en la picadura, mientras que en el caso de las avispas no. Por eso estas picaduras duelen y suelen presentar bastante ardor y sensación de calor durante varios días. 

Para tratarlas podemos aplicar un antihistamínico en la picadura, retirando antes el aguijón.

Picadura de araña

Otra de las más habituales en el verano. Su picadura es similar a las anteriores pero presenta dos pinchazos separados, puesto que no pican sino que muerden. EL tamaño de la picadura varía en función del tipo de araña y de cada persona.

Para tratarla hay que lavar la picadura con agua y jabón para reducir la hinchazón y la sensación de picor. Y, si la hinchazón es grande o nos ha podido dar alergia, lo recomendable es ir al médico.

Picadura de garrapatas, pulgas y chinches

En estos casos puede resultar difícil diferenciar sus efectos:

  • Garrapatas: la picadura suele ser una mancha roja muy intensa, donde podemos observar que la garrapata se queda dentro, y suele provocar infecciónPara tratarla suele necesario ir al médico para retirarla y que pueda recomendar tratamiento si hay infección.
  • Pulgas: las picaduras son pequeñas y agrupadas, con una leve hinchazón roja.  El picor muy alto y pueden provocar una reacción alérgica que requiera atención médica.
  • Chinches: picaduras pequeñas, agrupadas, muy rojas, y con el punto de la picadura de un color rojo más oscuro. El picor es menos que en el caso de las pulgas y puede haber cierto rastro de sangre. Para tratarlas debemos lavar con espuma de jabón y dejar que se seque sobre la picadura o acudir al médico para que nos recete una pomada con cortisona.

Teniendo en cuenta estas características podremos identificar que insecto nos ha picado y podremos tratarlo de manera eficaz.