Cuida tu piel con aceite de argán

Cuida tu piel con aceite de argán

Hoy en día existen el aceite de argán es uno de los aceites más conocidos por su uso en cosmética, que aprovechas sus propiedades regenerantes y nutritivas para incorporarlo en las cremas, champús, geles de baño, etc.

Se trata de un aceite procedente del extracto del fruto del árbol de argán, conocido como “el árbol de la vida”, originario de Marruecos. Su fruto es de color verde (como una aceituna gigante) y contiene unas pequeñas semillas que se rompen para extraer un fino aceite dorado.

Es un aceite rico en ácidos grasos esenciales (80%) y en vitamina E y A, lo que le confiere importantes propiedades para el cuidado de la piel y la salud.

Propiedades del aceite de argán

Gracias a sus activos es uno de los aceites más recomendados para cuidar la piel, ya su uso ayuda:

  • A prevenir el envejecimiento gracias a sus propiedades antioxidantes y regeneradoras
  • A hidratar la piel permitiendo mantener en buen estado su barrera natural de protección
  • A nutrir la piel gracias a su potente poder humectante, por lo que la piel mantiene su elasticidad y brillo natural.
  • A regenerar la piel ayudando a mejorar su cicatrización, renovación, …
  • A oxigenar la piel
  • A previene la aparición de estrías
  • A nutrir el cabello
  • A fortalecer las uñas.
  • A mantener su elasticidad, suavidad y luminosidad.

Pero además, el aceite de argán también tiene beneficios en la salud: Reduce la tasa de colesterol, previene enfermedades cardiovasculares, Actúa como analgésico y antiinflamatorio de músculos y articulaciones y facilita la digestión.

Como podéis comprobar podemos utilizarlo para todo, por eso lo llaman el aceite de la vida.

¿Quién lo puede usar?

El aceite de argán puro no posee ni conservantes ni colorantes y no obstruye los poros y por lo tanto, es recomendable para personas que tienen la piel grase o acné y para todo tipo de pieles.

Eso sí, te recomendamos utilizar el aceite de argán virgen, puro y natural 100%