Cuidar la alimentación a los 50

Cuidar la alimentación a los 50

Por todos es sabido que la alimentación es fundamental para gozar de buena salud, por lo que es importante cuidarla, especialmente al a partir de los 50 cuando se producen cambios metabólicos y hormonales.

Estos cambios pueden provocar problemas en la salud, que pueden prevenirse mediante una alimentación equilibrada y adecuada a las necesidades nutricionales de cada persona.

¿Qué grupo de alimentos debo comer?

A partir de los 50 es importante incorporar a la dieta los siguientes grupos de alimentos:

  • Frutas y verduras que aportan agua, antioxidantes, minerales, fibra, vitaminas,… además aportan saciedad, por lo que son perfectas para ayudar a controlar la ingesta de comida, reducir la ansiedad y perder peso.
  • Hidratos de Carbono complejos: arroz, pasta, patata, pan, cereales,… (integrales) que aporten energía, vitaminas y minerales. Es aconsejable consumirlas en las primeras comidas del día, y si se realiza deporte antes y después de éste.
  • Proteínas: que ayudan a mantener huesos y músculos fuertes. Deben estar incluidas en todas las comidas: carne, pescado, huevos, lácteos, etc.
  • Grasas saludables: aguacate, frutos secos, pescado azul, aceite de oliva virgen, chocolate puro,… debe controlarse la cantidad, pero son muy beneficiosas para el sistema hormonal.

Alimentos que ayudan a mejorar la salud

Dentro de cada grupo de alimentos es importante elegir aquellos que más beneficios proporcionan (a partir de los 50), como por ejemplo:

  • Semillas de lino ricas en lignanos que ayudan a mantener la actividad estrógenica aliviando la mayoría de síntomas producidos por la menopausia.
  • Higos, ya que son altos en fibra y con la edad es necesario aumentar su ingesta para mejorar el tránsito intestinal. Además son ricos en hierro que ayuda a fortalecer los huesos y a controlar la presión arterial.
  • Granada con gran poder antioxidante que ayuda a combatir el envejecimiento celular y el estrés oxidativo. Además ayuda a reducir la tensión.
  • Arándanos ricos en flavonoides que ayudan a prevenir infecciones en el tracto urinario, problemas de próstata y uretra y mejorar la memoria.
  • Proteínas de calidad (pollo, pavo, huevo y pescado) para aumentar la densidad mineral del hueso y mantener la masa muscular en buen estado.
  • Marisco que aporten ácidos grasos Omega 3 que ayudan a reducir los síntomas de la menopausia, como los sofocos y las sudoraciones.