Todo sobre los piojos

Todo sobre los piojos

Ahora que se acerca el buen tiempo es muy común empezar a hablar de piojos. Como ya sabrás, son unos parásitos casi invisibles, miden entre 1 y 3 milímetros, que habitan en los seres humanos.

Se caracterizan por ser insectos succionadores y ovíparos, con una gran movilidad, por lo que a veces es difícil localizarlos a simple vista. Estos parásitos ponen huevos, las liendres, que son más fáciles de localizar ya que se adhieren a la base del pelo con fuerza.

Cuando se produce una infestación por piojos se le denomina pediculosisy puede ser producida por tres variedades de piojos.

Tipos de piojos

Existe, fundamentalmente, tres tipos de piojos. Y cada uno de ellos afecta a una parte diferente del cuerpo:

  • Piojo de la cabeza. Este parásito afecta exclusivamente al cuero cabelludo y su aparición no está relacionada con la suciedad o los malos hábitos higiénicos.
  • Piojo del cuerpo. Éste afecta al cuerpo y están relacionados con el hacinamiento y la suciedad. Esta tipología de piojo vive en las costuras de la ropa donde también ponen las liendres, y puede contagiar enfermedades como el Tifus.
  • Piojo del pubis o ladilla, este tipo de piojo afecta a la zona perineal. Es considerado como enfermedad de trasmisión sexual y están relacionados con malos hábitos higiénicos.

Hoy nos vamos a centrar en el primer tipo, ya que son los más comunes. viven, principalmente, en el cuero cabelludo (piel que cubre la parte superior de la cabeza), aunque también los podemos encontrar en cejas y pestañas. Y, para que nos hagamos una idea, los pueden vivir hasta 30 días en una persona y sus huevos pueden vivir por más de dos semanas.

Causas y síntomas de la infestación de piojos

Las causan más comunes que provocan la aparición de piojos son:

  • Tener contacto cercano con una persona ya infectada.
  • Entrar en contacto con la ropa, o sábanas de una persona con piojos.
  • Compartir objetos personales como sombreros, toalla, cepillos o peines con otras personas que estén infectados por piojos.

Los principales síntomas son una picazón intensa en la cabeza, que no lleva a grandes problemas; los de la cabeza nunca portan o propagan enfermedades, cosa que si ocurre con los piojos del cuerpo. La única posible complicación que podría surgir debido al rascado, es poder desarrollar una infección secundaria en la piel.