Cómo dar densidad y fuerza al cabello

Cómo dar densidad y fuerza al cabello

Hay ocasiones en las que observamos que el cabello se cae con más facilidad, que ha perdido su brillo y está débil, menos denso,… esto puede deberse a diversas causas, como son:

  • Cambios hormonales, especialmente en las mujeres durante la pubertad, en la toma de anticonceptivos orales, en el embarazo y en la menopausia.
  • Genética. La genética puede influir a la hora de tener un cabello escaso o fino, y de tener más propensión a la debilidad capilar.
  • Estilo de vida. Un estilo de vida saludable favorece la salud capilar.
  • Estrés, que impacta negativamente en el cuero cabelludo.
  • Medicamentos como los anticoagulantes, anticonceptivos, antidepresivos y los usados para la gota, problemas de corazón o presión arterial alta. Éstos influyen en la densidad y fuerza del cabello, ya que favorecen la caída.

Pero además, es importante tener en cuenta que la debilidad y la caída del cabello puede producirse de forma natural debido a su ciclo piloso.

Ciclo de vida del cabello

En condiciones normales, el crecimiento del pelo tiene lugar en un ciclo de tres fases:

  1. Fase de crecimiento (anágena) que dura alrededor de dos a seis años, creciendo más o menos 1 cm por mes.
  2. Fase reposo o fase catágena, que dura unas tres semanas.
  3. La fase de caída o telógena, que dura entre tres y cuatro meses.

¿Cómo puedo dar densidad al cabello?

Existen muchos tratamientos y consejos que ayudan a aumentar la densidad capilar. Nosotros te recomendamos:

  • Llevar una alimentación equilibrada que asegure un aporte diario de proteínas, carbohidratos, ácidos grasos esenciales omega 3 y 6, vitaminas (B5, E, H…), minerales como el hierro y el zinc… junto con una correcta hidratación.
  • Consumir complementos alimenticios ricos en vitaminas, oligoelementos y aminoácidos que ayuden a mejorar la nutrición de los folículos pilosos.
  • Realizar actividad físicadormir lo suficiente para reducir el favorecer estrés cotidiano.
  • Utilizar  champús, geles, acondicionadores… específicos para fortalecer el cabello y que ayuden a dar volumen.
  • Cortar el pelo de forma regular, para no dar pie a que las puntas se abran, se enreden y afecten a la calidad capilar.
  • Secar el cabello con movimientos constantes dejando el pelo ligeramente húmedo, ya que esto puede ayudar crear volumen, textura y movimiento.
  • Usar ampollas y lociones fortificante y anticaída, que favorezcan la circulación sanguínea en el cuero cabelludo y lo fortalezca.