Cómo proteger la piel del sol

Cómo proteger la piel del sol

En esta época del año pasamos más tiempo expuestos al sol por lo que es importante aumentar la protección frente a los rayos UV que dañan la piel y provocan el envejecimiento prematuro. Para ello, debemos hacerlo tanto por dentro como por fuera, mediante el uso de fotoprotectores tópicos y protectores orales ricos en antioxidantes.

Protector solar

Estos productos actúan como filtros solares que protegen la piel, absorbiendo o reflejando parte de la radiación solar. Para elegirlo adecuadamente debemos tener en cuenta:

  • Que ofrezca protección a las distintas radiaciones (UVA, UVB, IR y luz visible).
  • Que el factor de protección FPS sea alto, de 30 en adelante, especialmente en las primeras exposiciones.
  • Que sea resistente al agua y, si vas a realizar ejercicio, al sudor.
  • Evitar que contenga perfumes y alcohol ya que pueden ser fotosensibilizantes.

Una vez tenemos el protector adecuado para nuestro tipo de piel, es importante hacer un buen uso de él: aplicarlo cada dos horas, de forma generosa y homogéneamente.

Para completar la acción protectora podemos usar también protectores solares vía oral que suelen contener los antioxidantes, necesarios para prevenir y proteger frente al daño oxidativo de los radicales libres.

Protección solar en cápsulas

Estos ayudan a optimizar la protección de nuestra piel desde dentro, mediante el consumo de antioxidantes.

Por lo general, se consumen a través de la alimentación, pero en épocas de sobreexposición solar es aconsejable consumirlos mediante suplementos. Suelen ser naturales y contener vitaminas y minerales antioxidantes, encargados de neutralizar los radicales libres que dañan las células de la piel, causan enfermedades degenerativas y envejecimiento de la piel.

Dentro de todas las fuentes de antioxidantes que hay, para protegernos del sol, es importante el consumo de: Vitamina E, Vitamina C, Vitamina A y Betacarotenos, Coenzima Q10, Selenio, Zinc, Flavonoides, Isoflavonas, Licopenos, Vitamina B6 y Ácidos grasos Omega 3.

Medidas para la protección solar

Además del uso del fotoprotector tópico y oral, hay que tomar ciertas medidas, como:

  • Utilizar tejidos que protejan de la radiación solar.
  • Controlar el tiempo de exposición
  • Evitar el sol entre las horas más intensas de radiación, de 12:00 a 16:00 horas.
  • Beber agua con frecuencia, para evitar la deshidratación.