Cómo dejar de fumar de manera natural

Cómo dejar de fumar de manera natural

Dejar de fumar ayuda a mejorar la calidad de vida y la salud del fumador, independientemente de la edad que tenga o de los antecedentes de tabaquismo que existan. De hecho, estudios afirman que el 60% de los fumadores se ha planteado alguna vez dejar de fumar, sobre todo a partir de los 50 años.

Cuando se deja de fumar y se olvida este mal hábito se obtienen grandes beneficios para la salud:

  • Aumenta la esperanza de vida
  • Recuperación del olfato y el gusto ya que con la nicotina y los demás componentes del tabaco estos sentidos se pierden parcialmente.
  • Mejora la función pulmonar. A partir de los tres meses el ex fumador notará que tose menos, tiene menos congestión y se cansa menos.
  • Se reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares al pasar un año sin tabaco.

Sin embargo, aunque los beneficios son muchos, gran parte de los fumadores sufre recaídas.

Como evitar las recaídas al dejar de fumar

Una vez se ha tomado la decisión de dejar el tabaco hay que:

  1. Poner una fecha para dejarlo atrás definitivamente y acabar con la dependencia. Lo recomendable son 2 semanas.
  2. Busca apoyo de las personas de tu entorno, amigos, familia, compañeros de trabajo,… para conseguir llegar a la meta
  3. Deshazte de todo lo relacionado con el tabaco: cigarrillos, mecheros, ceniceros,…
  4. Analiza los intentos anteriores. Aprende de las recaídas y repite lo que te ayudo, por ejemplo comer caramelos, y evita aquello que te perjudicó.
  5. Abstinencia total, es muy importante no probar ni un solo cigarrillo más desde el momento en que decides dejarlo.
  6. Ayuda extra. En las farmacias podrás encontrar productos que ayuden a dejar el tabaco como chicles, parches,… o complementos alimenticios naturales antitabaco, que suelen está compuestos por algas y activos naturales que actúan contra la dependecia que provoca el tabaco, el alcohol y los estupefacientes.