Cómo afecta la edad en el cabello y las uñas

Cómo afecta la edad en el cabello y las uñas

Con el paso del tiempo la piel, el cabello y las uñas se ven afectadas por el proceso de envejecimiento y comienzan a cambiar, por ejemplo la piel pierde  volumen, elasticidad y densidad, el cabello se debilita, las uñas se rompen más fácilmente, etc.

Hoy vamos a concretar más sobre los cambios que se producen en el cabello y las uñas debido a la edad.

Cambios en el cabello

Los principales cambios que sufre nuestro cabello son:

  • El cambio de color por la pérdida de su pigmento, llamado melanina, producido en los folículos pilosos. Éstos, encargados de producir el cabello y se su crecimiento, producen menos melanina y eso provoca las canas.  Por lo general, este proceso comienza por la zona de las sienes, extendiéndose hacia la parte superior del cuero cabelludo. De esta manera, el color del cabello es cada vez más claro hasta quedar de color blanco. Esto también ocurre con el vello corporal y facial, que se vuelve gris, aunque el proceso generalmente comienza más tarde, y en zonas como las axilas, el pubis o el pecho puede no producirse.
  • Cambios en el grosor. El pelo se forma por fibras de proteína y suele tener una vida normal de entre 2 y 7 años. Después se cae y nace uno nuevo. Además, con la edad, y dependiendo de la genética, se suele producir una pérdida de cabello debido a que las fibras que lo forman se vuelven más pequeñas y muchos folículos pilosos dejan de producir nuevos cabellos.

¿Cuándo se producen estos cambios?

  • En los hombres la caída o la pérdida total suele empezar a partir de los 30, al igual que la aparición de canas, aunque en algunos casos el factor genético acelera este proceso. Además el pelo de las cejas, las orejas y la nariz se hace más largo y áspero.
  • En las mujeres la pérdida aguda de cabello es menos frecuente, aunque existen casos; las canas empiezan a producirse a partir de los 40 años y conforme va pasando el tiempo se pierde vello, volviéndose el restante más grueso, especialmente en el mentón y alrededor de los labios.

Cambios en las uñas

Aunque los cambios en las uñas pasan más desapercibidos, también cambian con el paso de los años:

  • Su crecimiento es más lento
  • Las uñas de las manos vuelven pálidas y quebradizas, aunque también se pueden volver amarillentas y opacas.
  • Las uñas de los pies pueden volverse duras y gruesas
  • Pueden desarrollar rebordes longitudinales en las uñas de las manos y los pies
  • Es más común que se den afecciones como uñas encarnadas o uñeros, hongos, hoyuelos, cambios en el contorno,… problemas relacionados con una deficiencia de hierro, una enfermedad renal o con deficiencias nutricionales.