Faringitis, ¿Qué es?

Faringitis, ¿Qué es?

La faringitis es una inflamación de la mucosa situada en la garganta cuya función es llevar el aire hacia las vías respiratorias y facilitar el paso de los alimentos hacia el esófago. Sin embargo, cuándo está inflamada este proceso se dificulta, generando que dolor al tragar y malestar.

Suele aparecer con mayor frecuencia en invierno y primavera, aunque puede darse también a principios del verano por la afectación del rinovirus u otros virus producidos por las infecciones respiratorias de vías altas.

Tipos de faringitis

La faringitis se puede presentar de dos formas

  • Faringitis aguda: cuando se produce una inflamación de las amígdalas, de la faringe, de la campanilla y el paladar blando.
  • Faringitis crónica: se trata de procesos inflamatorios o irritativos de la mucosa que persisten o se repiten con frecuencia, generalmente sin causa infecciosa. Este tipo de faringitis provoca carraspeo, picor, molestia al tragar y sensación de moco en la garganta; y normalmente suele generarse por la exposición al polvo, sustancias químicas, al humo, etc.

Causas de la faringitis

  • Vírica. En el 80% de los casos la faringitis es provocada por un virus o se produce como consecuencia de un catarro.
  • Bacteriana. La causante de este problema también puede ser una bacteria, generalmente el estreptococo beta hemolítico de grupo A, y suele ser común en niños y adolescentes.

¿Cómo se contagia?

La faringitis se contagia a través de la saliva, la tos o el estornudo, aunque hay que favorecen su aparición: contaminación, ambientes con humo y fumar.

Síntomas de la faringitis

El síntoma más característico es el dolor de garganta, pero en función de su origen, vírico o bacteriano, puede ir acompañado de otros síntomas:

  • Origen vírico: mucosidad, congestión nasal, tos, dolor de cabeza, ronquera, décimas de fiebre o dolores musculares.
  • Origen bacteriano: fiebre alta, escalofríos, dolor muscular y articular, dolor de garganta, dificultad para tragar e inflamación de los ganglios. Además provoca enrojecimiento de la garganta y la aparición de placas de pus.

Tatamiento de la faringitis

Para determinar el tratamiento adecuado en cada caso es necesario acudir al médico para que realice un diagnóstico en función de los síntomas clínicos y la exploración que realice.

Para tratar la faringitis bacteriana es necesario tomar antibiótico que mejore los síntomas, delimite el contagio y prevenga complicaciones.

En el caso de ser una faringitis aguda o vírica, su tratamiento es sintomático pues el objetivo es aliviar los síntomas y  reducir el tiempo que se padece la enfermedad.