Stevia, el endulzante que mejora la salud

Stevia, el endulzante que mejora la salud

La stevia es un arbusto originario de Paraguay con numerosas propiedades y beneficios para la salud, por ello sus hojas se han empleado desde hace varios miles de años como planta curativa.

Tiene un sabor muy dulce y no tiene calorías ni azúcar por lo que es ideal para las personas con diabetes y que desean perder peso.

Se trata de un edulcorante natural cuyo extracto es hasta 200 veces más dulce que el azúcar, pero no aumenta los niveles de insulina en sangre.

Propiedades y beneficios de la Stevia

Este edulcorante tiene numerosos beneficios para el organismo gracias a sus principios activos, pues aporta vitaminas A y C, además de minerales como el hierro, fósforo, potasio, calcio y zinc.

Su consumo ayuda a mejorar:

  • Hipertensión: gracias a su efecto hipotensor ayuda a reducir hipertensión y reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • Digestión: la stevia mejora la digestión de los alimentos en el estómago, favoreciendo la absorción de nutrientes en el organismo.
  • Acidez de estómago: reduce los síntomas de la acidez.
  • Caries: masticar las hojas de la planta ayuda a prevenir la aparición de caries.
  • Defensas del organismo: una de las propiedades más importantes de la stevia es que fortalece las defensas del organismo.
  • Cicatrización de heridas: gracias a su efecto vulnerario que estimula la cicatrización.
  • Caspa: revitaliza y rejuvenece la fibra capilar, ayudando a fortalecer el cabello y eliminando la caspa.
  • Osteoporosis: favorece la absorción de calcio en el organismo, mejorando la densidad ósea y reduciendo las probabilidades de sufrir osteoporosis.
  • Adelgazar: gracias a su bajo contenido en carbohidratos y calorías pueden ser muy beneficioso a la hora de perder peso, puedes ayuda a calmar la ansiedad por el dulce.
  • Colesterol: la stevia tiene absorbe grasas, siendo muy efectiva para combatir los problemas de colesterol.
  • Infecciones: gracias a sus propiedades antibióticas ayuda a hacer frente a las infecciones bucales y aquellas que afectan a los órganos genitales femeninos.
  • Fatiga: ayuda a aliviar la fatiga y el cansancio, tanto a nivel físico como mental.
  • Diabetes tipo II: favorece la regulación de los niveles de glucosa en la sangre por su acción hipoglucemiante. Así, estimula la secreción de insulina en el páncreas. Además, mejora notablemente la tolerancia a la glucosa.