Los ataques de ansiedad

Los ataques de ansiedad

Hay momentos en los que es imposible controlar nuestras emociones, como por ejemplo cuando se siente envidia, celos, miedo, y en casos más graves cuando se produce un ataque de ansiedad o ataque de pánico.

Un ataque de ansiedad es algo muy real que afecta a muchas personas, y pueden afectar a cualquier individuo, llegando de forma repentina o inesperada, causando un gran impacto en aquellos que lo sufren.

Qué es un ataque de ansiedad

En principio, se cree que un ataque de ansiedad es simplemente un problema psicológico, una respuesta exagerada de nuestro cerebro a ciertos estímulos externos.

Se trata del resultado directo de una serie de procesos químicos que ocurren dentro de nuestro organismo ante una situación de mucho estrés, tensión emocional,..donde no podemos controlarlo.

Se trata de un problema muy común, de hecho, en España aproximadamente un 10% de la población sufre o ha sufrido de ataques de ansiedad.

Síntomas del ataque de ansiedad

Los ataques de ansiedad presentan diversos síntomas, que sólo aparecen en el momento en el que transcurre la crisis. Éstos son muy sencillos de identificar, y generalmente son una serie de reacciones físicas.

Los síntomas de un ataque de ansiedad son:

  • Taquicardia síntoma más común del ataques de ansiedad. Se trata de una aceleración del corazón, que palpita mucho más rápido de lo normal, aún estando en reposo. Suele venir acompañado con palpitaciones cardíacas.
  • Palpitaciones cardíacas sensación de que nuestro corazón está muy acelerado; suele producirse junto con la taquicardia puesto que es el resultado directo de un cambio brusco en la frecuencia cardíaca.
  • Sudoración excesiva en áreas como las axilas, el rostro, las manos y los pies. El sistema nervioso se altera y provoca sudoración.
  • Temblores en el cuerpo. Pueden aparecer durante un ataque de ansiedad, siendo un síntoma bastante común, sobre todo durante una reincidencia de la crisis. Es un movimiento involuntario y rítmico de los músculos debida a la tensión provocada por la ansiedad.
  • Sensación de falta de aire similar a la sensación de ahogo.
  • Adormecimiento de partes del cuerpo como las manos, los pies e incluso el rostro donde produce una sensación de hormigueo intenso y constante en la piel.
  • Sensación de presión en el pecho, esta suele ir acompañada de la sensación de ahogo, lo cual solo agrava la experiencia.
  • Mareos y desmayos. Esto se suele dar más cuando la causa de la crisis de pánico es por bajos niveles de azúcar.
  • Malestar estomacal y nauseas que pueden ser desde dolores abdominales hasta nauseas, y en casos más graves hasta pueden causar vómito.
  • Sensación de calor, cuando una persona sufre de un ataque de ansiedad, suele sentir como aumenta su temperatura corporal, lo cual puede causar sofoco en la persona y agraviar otros síntomas.

¿Cómo podemos saber si una persona está sufriendo uno?

Por regla general, para considerar que una persona está sufriendo de un ataque de ansiedad, esta debe presentar por lo menos cuatro de los síntomas que se han mencionado anteriormente.

Aún así, cada persona es diferente, por lo que se pueden dar casos en los que una persona no presenta cuatro de los síntomas, y aún así está pasando por una crisis de ansiedad; en estos casos es importante detectar cuales son los síntomas.

Ahora, también se puede dar el caso contrario, en el que el individuo sufre un ataque de ansiedad y se hacen presentes más de cuatro síntomas al mismo tiempo.