El Muguet del bebé, causas, síntomas y tratamientos

El Muguet del bebé, causas, síntomas y tratamientos

El muguet del bebé es una infección que se suele producir comúnmente en los bebés recién nacidos, sin embargo no es un problema de salud especialmente preocupante ya que desaparece de forma rápida y permanente.

El muguet se manifiesta, en su fase de inicio, mediante pequeños puntos blancos en el interior de la boca, especialmente en la zona de la lengua, el paladar y el interior de las mejillas.

Si no se tratan, estos puntitos van aumentando su tamaño y van agrupándose hasta formar grandes manchas y expandirse por otras zonas del cuerpo del bebé. Cuando se produce esta situación, el muguet puede ir adquiriendo diversas formas: manchas rojas en la zona del pañal, descamaciones, etc.

Síntomas del muguet

Esta infección, desde su inicio, se manifiesta mediante las siguientes formas:

  • Malestar del recién nacido durante la toma. Se trata del primer síntoma.
  • Manchas blancas en el interior de la boca, que se pueden observar fácilmente cuando el bebé llora o bosteza.

¿Qué causa el muguet?

Esta infección común en los recién nacidos es causada por un hongo, la cándida albicans. Éste es transmitido por la madre (infectada) durante el parto.

La cándida albicans prolifera en las zonas de la piel que suelen estar más húmedas y maceradas como son la boca, la vagina, el glande, las partes que están contacto con el pañal o los espacios entre los dedos.

Pro, también un tratamiento antibiótico continuado puede favorecer la aparición del muguet debido a que destruye la flora bacteriana. Sin embargo, el muguet  no actúa sobre las mucosas ni los tejidos íntegros, por lo que no es una enfermedad contagiosa.

Tratamiento para el muguet

Para tratar el muguet es aconsejable:

  • Limpiar el interior de la boca y la lengua del bebé con una gasa empapada en agua esterilizada y bicarbonato. Se pone una cucharada de bicarbonato en una taza de agua y se mezcla; después se aplica con la gasa 4-5 veces al día, preferiblemente después de comer, hasta que las manchas desaparezcan.
  • Utilizar un vaso o cuchara para dale la leche al bebé en caso de que éste no quiera succionar a causa del dolor que le provoca el muguet.
  • Limitar el uso del chupete durante el día y la noche. Cada vez que se utilice debe desinfectarse y esterilizarse. Si el muguet es recurrente, se le puede cambiar la tetina, sustituyéndola por una de otra forma y de silicona.
  • Limpiar el pecho cuidadosamente antes de la toma; lavárselo bien con jabones ácidos, secándolo cuidadosamente y esparciendo sobre ellos una pomada antimicótica, que elimine los hongos.
  • También se debe desinfectar el biberón y las tetinas, cada vez que se usen.

¿Cuándo se debe ir al pediatra?

Cuando el bebé padece Muguet es importante acudir al pediatra cuando:

  • El bebé tiene muguet y fiebre alta.
  • No quiere comer.
  • A pesar de los tratamientos, el muguet empeora.
  • No ha desaparecido pasados 10 días.
  • Si el muguet se acompaña de enrojecimiento de la zona que hay alrededor del ano.