Fatiga ocular. Consejos para descansar la vista

Fatiga ocular. Consejos para descansar la vista

Cuando realizamos un sobreesfuerzo visual, que por lo general consiste en fijar la vista, pueden aparecer molestias oculares y/o trastornos de la visión. Este hecho, se conoce como fatiga visual o astenopia.

La vista cansada (fatiga ocular) es una condición oftalmológica frecuente que se produce cuando se fuerza la vista y se fatiga el músculo ciliar (que se encuentra en el interior del ojo), encargado de presionar al cristalino para enfocar las imágenes.

Causas de la fatiga ocular

Las causas más frecuentes son:

  • Uso continuado y excesivo de dispositivos digitales
  • Actividades profesionales que exigen atención visual durante muchas horas
  • Conducir largas distancias
  • Sequedad ambiental
  • Leer sin hacer pausas
  • Visión no corregida
  • Iluminación deficiente o excesiva
  • Contaminación
  • Enfermedades oculares como puede ser el ojo seco

Síntomas de fatiga ocular

Los síntomas de fatiga ocular pueden ser:

  • Sensación de tensión, dolor o picor en los ojos.
  • Pesadez de párpados que implica un aumento del parpadeo
  • Dolor de cabeza leve
  • Visión borrosa o doble
  • Aparición de vértigos.

Por ello el cansancio ocular es molesto y puede afectar a la vida diaria de quienes lo sufren. Sin embargo, la fatiga visual no suele tener consecuencias graves a largo plazo y desaparece al descansar la vista y al tomar medidas para evitar o limitar las causas que la provocan.

Tratamiento para el cansancio ocular

Para prevenir y combatir el cansancio en los ojos es clave:

  • Dormir bien
  • Evitar o limitar factores de riesgo
  • Parpadear con frecuencia
  • Descansar la vista de forma periodica
  • Seguir una dieta equilibrada que evite carencias de nutrientes esenciales para la salud ocular como son la luteína (betacarotenos), el zinc o los antocianósidos (flavonoide que se emplean en oftalmología al mejorar la adaptación de la retina, sobre todo cuando hay problemas de visión nocturna)