Incontinencia urinaria

Incontinencia urinaria

La Incontinencia Urinaria se produce cuando existen pérdidas involuntarias de orina. Esta situación provoca una disminución importante de la calidad de vida de las personas que la padecen generando malestar, ya que existe una imposibilidad de retener la orina de forma permanente o transitoria.

Se trata de un problema muy común, aunque muchos pacientes lo ocultan por vergüenza. Se calcula que alrededor de 6 millones de españoles la padecen.De las cuales, un 24% sonmujeres, hasta el 50% en mujeres ancianas; y un 7% son hombres, llegando al 14-29% en los mayores de 65 años.

La incontinencia no es consecuencia de la edad, pero es cierto que el envejecimiento la favorece.

Tipos de incontinencia

Existen varios tipos de incontinencia urinaria, estos son los más frecuentes:

  • Incontinencia por esfuerzo. Se produce una pérdida involuntaria de orina asociada a un esfuerzo físico que provoca un aumento de la presión abdominal. Afecta más a mujeres de edad media, y se conoce comúnmente como la “incontinencia de la embarazada”.
  • Incontinencia de urgencia: producida por una contracción involuntaria del músculo que expulsa la orina, que genera una necesidad imperiosa y repentina de orinar,. Afecta a ambos sexos por igual, sobre todo en edad avanzada.
  • Incontinencia mixta: combinación de las dos anteriores.
  • Incontinencia inconsciente (de rebosamiento).Se producen pequeñas pérdidas durante el día y la vejiga, por la debilidad del músculo o por obstrucción, no se vacía totalmente. Esto provoca que la vejiga se llene al máximo y al haber un aumento de presión en el abdomen se escapan pequeñas cantidades de orina.

La incontinencia urinaria afecta la calidad de vida pues impide descansar bien y dificulta las actividades de ocio y laborales. Por tanto, tiene efectos físicos (lesiones cutáneas y problemas de higiene) y psicológicos.

Causas de la incontinencia

Las causas son variadas:

  • Hereditarias
  • Trastornos endocrinos como por ejemplo la diabetes o un déficit estrogénico en la menopausia
  • Alteración de la vejiga que sufre inestabilidad del músculo, aumento de la presión abdominal, obstrucción de la evacuación.
  • Problemas neurológicos que afectan a la capacidad de controlar la vejiga.

Pero, además, hay factores que contribuyen a la aparición de la incontinencia urinaria:

  • Embarazos y partos traumáticos
  • Intervenciones ginecológicas
  • Medicamentos como hipnóticos o antidepresivos
  • Consumo excesivo de diuréticos
  • Trastornos psicológicos como la depresión.

Tratamiento de la incontinencia urinaria

Para tratar este problema de salud es necesario cambiar hábitos de vida:

  • Reducir los alimentos diuréticos que estimulen la función renal produciendo más orina. Por ejemplo, melón, sandía, espárragos, endivias, uvas, cebollas,...
  • Ejercitar la vejiga para poder retrasar progresivamente el vaciado, desde que hay deseo de orinar hasta que se puede hacer en un lugar adecuado (WC).
  • Controlar el uso de medicamentos, especialmente los diuréticos.
  • Reducir el consumo de alcohol y cafeína.
  • Seguir una dieta equilibrada, rica en fibra y evitando las comidas picantes.
  • Hacer ejercicio físico regular para reducir el sobrepeso y la obesidad.
  • Evitar beber líquidos antes de ir a dormir (entre dos y cuatro horas).
  • Usar compresas absorbentes.

Pero para un tratamiento adecuado es importante consultar con el médico y no resignarte a vivir con el problema. La solución puede ser muy simple y te puede mejorar la calidad de vida.