Ejercicio para reducir la hipertensión

Ejercicio para reducir la hipertensión

La hipertensión o presión arterial elevada se produce cuando la presión sistólica está entre 120 y 129 mm Hg y la diastólica por debajo de 80 mm Hg. Estos valores suelen empeorar con el tiempo si no se toman medidas para controlarla. Y una de las medidas más eficaces es elevar las pulsaciones practicando ejercicio físico.

Realizar ejercicio físico es muy útil a la hora de tratar y prevenir la hipertensión porque consigue reducir los niveles de tensión arterial, mejorar la forma física y reducir los factores de riesgo de enfermedades crónicas.

Beneficios del deporte

Al estar activos, nuestro organismo experimenta numerosos beneficios, que se reflejan en una mejora de la hipertensión:

  • Ayuda a mantener un peso adecuado.
  • Reduce las pulsaciones mejorando la contracción del corazón.
  • Ayuda a combatir la ansiedad, la depresión y el estrés gracias a la generación de endorfinas.
  • Reduce la tensión arterial y el colesterol.
  • Reduce los niveles de glucosa en sangre.

Pero, cuando se sufren hipertensión no cualquier actividad o intensidad es válida. Lo primero que hay que hacer es consultar con el médico para que él determine qué ejercicio es el más recomendable en su caso.

Por regla general, los ejercicios más efectivos para tratar la hipertensión son los ejercicios rítmicos y aeróbicos como caminar, bicicleta. Bailar, nadar,…

Pero además, hay que tener en cuenta la intensidad del ejercicio físico. Como cada persona tiene una condición física diferente, no se puede generalizar puesto que la intensidad recomendable para una persona puede ser contraproducente para otra.

Por eso es importante consultar con el médico y que nos haga recomendaciones al respecto. Una vez las tengamos, se trata de adquirir un nuevo ritmo de vida, más activo y saludable. Y es que, adquiriendo estos hábitos, y siendo constantes, notaremos como mejora nuestra salud y se reduce la tensión.